Las 3 cosas que nadie te dijo de tu embarazo | Mamis Gym

Las 3 cosas que nadie te dijo de tu embarazo

El embarazo es un proceso fisiológico, conlleva muchos cambios físicos, emocionales y hormonales. Eso creo que ya lo sabemos todos.

 

Pero hay algo que seguramente no sabías o no conocías: Tu suelo pélvico.

 

 

Hace unos días estuvimos en la Universidad Isalud dictando unas charlas sobre la Actividad Física en el Embarazo.

 

Universidad Isalud Marcela Galiano

 

Obviamente, luego de cada charla, hemos preguntado qué les pareció, qué les llamó la atención, etc

Y una de las cosas que nos dijeron es que no sabían todo el cuidado que hay que tener en nuestro suelo pélvico durante el embarazo.

 

Vamos a lo gráfico, el suelo pélvico es esto:

 

Suelo pélvico

 

QUÉ ES EL SUELO PÉLVICO (PISO PELVIANO O PERINÉ)

 

Es la estructura muscular y ligamentaria que sirve de apoyo y sostén a los órganos pélvicos, como la vejiga, el útero y el recto. Es como un rombo. Son los músculos que se encuentran entre el pubis y el coxis, alrededor de la vulva y el ano.

  • Uno de los extremos comienza en la sínfisis del pubis. (esta zona puede doler mucho durante el embarazo gracias a la hormona relaxina que hace más laxas las articulaciones provocando inestabilidad)
  • En los costados tenemos a los isquiones.
  • En la parte posterior tenemos al cóccix.

 

Y PARA QUÉ SIRVE EL SUELO PÉLVICO

 

El suelo pélvico tiene varias funciones, entre ellas la de contención. Cuando el suelo pélvico se encuentra debilitado o deficiente se produce la conocida incontinencia urinaria, prolapsos (caída del útero o recto o vejiga), etc, también puede producir dolores pélvicos, lumbares y dolor durante las relaciones sexuales.

 

QUE SUCEDE EN EL EMBARAZO

En el embarazo suceden 3 cosas importantes que nadie te dijo y que te las voy a contar para que tomes tus recaudos

 

Tus articulaciones y ligamentos se hacen más laxos. Durante el embarazo se segrega una hormona que se llama RELAXINA. La relaxina lo que permite es que nuestra pelvis se haga más laxa y más móvil para cuando nazca nuestro bebé. Dicho de forma sencilla, se segrega relaxina para que la pelvis tenga la capacidad de “abrirse” y le de paso a nuestro bebé. Y obviamente que no importa si vas a cesárea, la hormona se segrega igual.

 

 

¿QUÉ TIENE QUE VER CON NUESTRO SUELO PÉLVICO?

Obviamente que también gracias a la relaxina, nuestro suelo pélvico se vuelve más laxo, más elástico.

Pero, si combinamos:
RELAXINA + VIDA SEDENTARIA + CUIDADO INEFICIENTE DE NUESTRO SUELO PÉLVICO+PESO DEL ÚTERO EN EL EMBARAZO

 

Nos da como resultado una posible incontinencia urinaria o prolapso en cualquiera de sus formas.

Un prolapso es el descenso o caída de un órgano interno, una víscera, etc., del cuerpo a causa de la relajación de sus medios de fijación ej: el útero.

Prolapsos

 

Pero ésto, no se ve durante el embarazo (o sí, hay mujeres que presentan incontinencia urinaria durante su embarazo), se ve después. Más llegando a la menopausia o después de los 35 años.

 

Durante el embarazo tu recto abdominal se separa (por el crecimiento del útero). Se conoce como diastásis del recto abdominal. Muchas veces se produce durante el embarazo y perdura en el posparto, esto depende de la tonicidad de la musculatura previa al embarazo.

 

Diastasis en el embarazo

 

¿QUÉ TIENE QUE VER CON NUESTRO SUELO PÉLVICO?

 

Si eras una persona sedentaria y tus abdominales no se encuentran en forma, seguramente padezcas de problemas en tu suelo pélvico. El suelo pélvico trabaja en conjunto con tus abdominales y tu diafragma o lo que se conoce y llama “CORE”.

 

¿QUÉ PODES HACER?

Por lo pronto, no realizar abdominales si estás padeciendo alguna molestia en tu suelo pélvico porque producen hiperpresión, lo que lo debilita más.
Podes consultar con algún especialista que te asesore. Y si estás embarazada podes comenzar realizando los famosos “ejercicios kegels” (Los mismos se basan en la contracción y relajación de los músculos pélvicos de forma aislada y voluntaria), pero tene en cuenta que con sólo ésto no mantenes a tu suelo pélvico fortalecido.

 

Una vida sedentaria durante el embarazo te predispone a sufrir de incontinencia urinaria. Más del 35% de mujeres sufre incontinencia urinaria en cualquiera de sus formas después de los 35/40 años y con mayor incidencia en la menopausia. La mayoría no busca ayuda profesional, lo consideran normal.

 

 

Una vida sedentaria nos predispone a sufrir la epidemia silenciosa: la incontinencia urinaria.

 

Y en éste último quiero que te centres, una vida sedentaria nos predispone a nosotras, las mujeres, a sufrir esta epidemia silenciosa.

 

 

 

FUENTES: ACOG Y STAFF MAMISGYM®

Recuerda que el siguiente artículo es meramente informativo, no reemplaza la opinión de tu médico y si realmente tienes dudas debes consultar con tu obstetra.

 

 

 

 

 

Carla Ileana Galiano

Carla Ileana Galiano - CEO MAMIS GYM

Sex Coach. Especialista en crecimiento erótico y de pareja. Diplomada en Neurociencia Cognitiva. Dicta talleres para embarazadas, mamás y parejas.

¿Querés saber más?

Unite a la primera comunidad latinoamericana
de profesionales del ejercicio en el embarazo y posparto, recibirás información valiosa para que sigas formándote.

Si te ha gustado este post seguramente
disfrutararás de los siguientes...

Deja un comentario